English Spanish
Home Links Contacts Give us a link
 
Main Cities
Piazza del Campo


Esta bellísima piazza se encuentra en el centro de la ciudad, y ocupa el palacio donde se encontraba antes el foro romano sienés. La plaza, amplia y abierta, es mencionada por primera vez en un documento que data de la segunda mitad del siglo XII. En aquellos tiempos, Siena se encontraba bajo el mando del Governo dei Ventiquattro (1236-1270), conformado por 24 sieneses aristocráticos. El terreno donde hoy se sitúa Piazza del Campo fue luego comprado por la comuna para usarlo como mercado, feria y un sitio para llevar a cabo determinadas celebraciones. Aunque fue el Consejo de los Nueve (1287-1335) llevó al sitio a ser lo que es hoy.
La construcción de la piazza fue bastante problemática debido a los demás edificios que hoy la rodean. Aún así, es un perfecto ejemplo de equilibro, belleza y elegancia. Es en esta fantástica obra arquitectónica que se lleva a cabo el Palio di Siena cada año. Este Palio consiste en una carrera de caballos muy colorida que tuvo sus comienzos en la Edad Media, y hoy se celebra dos veces al año, el 2 de julio y el 16 de agosto.

Los edificios que rodean la piazza siguen el mismo estilo y regulaciones que el Consejo de los Nueve ya había establecido en el siglo XIII, regulaciones que tienen que ver con el tamaño y tipo de decoración. Para crear espacio para estos nuevos edificios, otros tuvieron que ser destruidos. Uno de ellos fue la Chiesa di San Pietro e San Paolo.
El piso de ladrillos rojos de Piazza del Campo está dividido en nueve fracciones con una piedra blanca que simboliza a cada uno de los nueve miembros del Consejo de los Nueve. Su colocación comenzó en el año 1327 y se terminó en el 1347, destacándose así la gótica Torre del Mangia y el Palazzo Pubblico, que luego fueron la sede del Consejo.

Hoy en día, el Palazzo Pubblico alberga el Museo Civico, donde se conserva una vasta colección de obras realizadas por integrantes de la Escuela de Siena y obras de arte de toda la ciudad.

 

Torre Del Mangia (Foto 3)

 

De todas las edificaciones que rodean la plaza, esta torre podría decirse que es la más majestuosa. Se encuentra junto al Palazzo Pubblico y sirvió de campanario de la ciudad. En la época medieval, desde el campanario se observaba fuera de los muros, y también era el lugar desde donde los ciudadanos de Siena eran llamados para reuniones importantes e incluso alertados de alguna clase de peligro inminente. Esta torre lleva el nombre de su primer guardián, Giovanni Balduccio, Mangiaguadagni (el despilfarrador).
La construcción del palazzo se realizó entre los años 1338 y 1348 aproximadamente. El diseño había sido dado a Arnolfo di Cambio, arquitecto y escultor de Florencia. Sin embargo, Arnolfo falleció y Muccio y Francesco di Rinaldo, alumnos suyos, se encargaron de completar la obra. Agostino di Giovanni, un arquitecto toscano de estilo gótico, construyó parte de la torre hecha de travertino blanco siguiendo el diseño que se cree fue ejecutado por Lippo Memmi, un pintor de estilo bizantino.
La Torre del Mangia tiene 88 metros de alto y es magnánima. En el siglo XIII se incorporó el reloj; y la campana que hoy podemos escuchar, el sunto, data del año 1666.
Una escalera caracol de 300 peldaños conduce a los turistas a la parte superior de esta Torre del Mangia, y desde allí es posible observar la ciudad y sus alrededores.

Junto a la torre se encuentra la hermosa Cappella della Piazza, una elegante galería de mármol (1352-1376) que tiene algunos toques de estilo renacentista, ya que su construcción se terminó a finales del siglo XV. Los sobrevivientes de la Peste Negra en Siena fueron quienes decidieron construir esta capilla para agradecer a la Virgen el haberlos ayudado a sobrevivir, ya que sólo pudo hacerlo un tercio de la población. Las esculturas que la adornan datan del período comprendido entre los años 1378 y 1382, y fueron realizados por Bartolommeo di Tome y Mariano d’Angelo Romanelli. La bóveda de mármol que hoy podemos ver está allí para reemplazar a la original, hecha de madera en el siglo XV.

 

Fonte Gaia

Éste es definitivamente uno de los monumentos más asombrosos en esta plaza, y se supone que fue construida para conmemorar la construcción del sistema de agua en Siena. La fuente que hoy podemos apreciar está reemplazando a otra fuente que llevaba el mismo nombre y había sido construida por un arquitecto anónimo en el año 1343.
El gobierno de Siena encargó a Jacopo della Quercia en 1408 que diseñara una segunda fuente para colocar en el lugar de la vieja Fonte Gaia, y le pidieron que su decoración fuese más compleja. Fue así que el artista incorporó once esculturas, plantas y flores en relieve, cornizas, peldaños, pilares y escudos. Le llevó 7 años construirla, entre 1408 y 1415. La fuente es un símbolo de Siena y un claro ejemplo del maravilloso arte de las esculturas italianas en el siglo XV. Tito Sarrocchi fue quien realizó la copia que vemos hoy en la plaza, ya que la original tuvo que ser reemplazada para poder protegerla (1858). Sin embargo, Sarrocchi no reprodujo las estatuas que se encontraban a los extremos de la fuente.
Las estatuas de Rea Silvia, la madre de Rómulo y Remo y la de Aca Larentia, y muchas otras realizadas por della Quercia se encuentran hoy en el Ospedale di Santa Maria della Scala, que hoy en día funciona como galería de arte. El Museo Civico también alberga algunas partes de la fuente. 
 

 
Toscana